• Violeta Aranda

Párpado caído: sus causas más comunes y cómo solucionarlo

El párpado caído o la ptosis palpebral o blefaroptosis es el término médico con el que los profesionales se refieren a la caída del párpado superior de uno o ambos ojos.

Existen diferentes causas por las que el párpado caído puede aparecer, factores patológicos, congénitos, derivados de la edad, etc. Gracias a la acción tensora de un músculo elevador es que el párpado se mantiene sobre el ojo, sin embargo el mal funcionamiento o atrofia de este puede provocar la caída. De igual forma, puede que haya un exceso de piel, cuyo peso y/o volumen provoca la caída.


¿Qué razones existen para que este músculo tensor pierda fuerza?


1.El paso del tiempo y el envejecimiento de los tejidos

2. Herencia genética desde el momento del nacimiento o manifestación del párpado caído a lo largo de la vida.

3. La falta de señal nerviosa en el músculo

4. Bulto o tumor en el párpado

5. Enfermedades comunes: diabetes, síndrome de Horner, accidente cerebrovascular, orzuelos, conjuntivitis, etc.


Dentro de las soluciones que podemos encontrar:


1. Inyecciones de toxina botulínica: con diferentes toques puntuales es posible volver a tensar el músculo del párpado y mejorar su altura. Quizá una solución más para casos leves.

2. Blefaroplastía: un procedimiento quirúrgico cuyo fin es eliminar el exceso de piel, grasa y músculo de los párpados, tanto inferiores como superiores. La blefaroplastía es diseñada individualmente para cada paciente, dependiendo de sus necesidades particulares.

Puede realizarse de forma aislada para los párpados superiores, inferiores o ambos,











38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo